Skip to content

Que son y cuál es la utilidad de los rascadores

4 de julio de 2024

Introducción

Como amante de los gatos y dueño de varios felinos a lo largo de los años, he experimentado de primera mano los beneficios de tener un buen rascador en casa. 

Por ello, si estás considerando comprar uno o simplemente quieres saber más al respecto, sigue leyendo. 

Te prometo que al final de este artículo sabrás todo lo necesario sobre los rascadores, sus tipos, beneficios y cómo elegir el mejor.😁

¡Comenzamos!

¿Qué son los rascadores?

Los rascadores son estructuras diseñadas específicamente para que los gatos puedan rascar, afilar sus uñas y marcar su territorio. Vienen en una variedad de formas, tamaños y materiales, desde simples postes hasta complejos árboles con múltiples niveles y accesorios. Pero no importa la forma que tengan, todos cumplen la misma función esencial: proporcionar a los gatos un lugar adecuado para satisfacer su necesidad innata de rascar.

Beneficios de los rascadores

Cuidado de las uñas

Uno de los principales beneficios de los rascadores es que ayudan a los gatos a mantener sus uñas en buen estado. Rascar es una actividad natural para los gatos que les permite afilar sus garras y deshacerse de las capas viejas y desgastadas. Sin un rascador adecuado, tus muebles y alfombras pueden convertirse en víctimas de este comportamiento instintivo.

Ejercicio y entretenimiento

Los rascadores también ofrecen una excelente oportunidad de ejercicio para los gatos. Trepar, saltar y rascar no solo les ayuda a mantenerse en forma, sino que también les proporciona estimulación mental. Esto es especialmente importante para los gatos de interior que no tienen acceso al exterior y, por lo tanto, necesitan formas alternativas de mantenerse activos.

Reducción del estrés

Los gatos son animales territoriales y marcar su territorio es una parte importante de su comportamiento. Rascar no solo deja marcas visibles sino también feromonas que los gatos liberan a través de las glándulas en sus patas. Esto les ayuda a sentirse seguros y tranquilos en su entorno. Un buen rascador puede ser una herramienta clave para reducir el estrés y la ansiedad en los gatos.

Tipos de rascadores

Postes rascadores

Los postes rascadores son probablemente la forma más común y sencilla de rascador. Generalmente consisten en un poste vertical envuelto en sisal o cuerda, montado sobre una base sólida. Son ideales para gatos que prefieren superficies verticales para rascar y suelen ser bastante asequibles.

Rascadores de pared

Los rascadores de pared se montan directamente en la pared, ahorrando espacio en el suelo. Pueden ser simples placas de rascado o más elaborados con varios niveles y accesorios. Son una excelente opción para hogares con espacio limitado y pueden combinarse con otros muebles para gatos.

Rascadores horizontales

Algunos gatos prefieren rascar superficies horizontales. Para ellos, los rascadores horizontales, que se colocan directamente en el suelo, son la mejor opción. Suelen ser más compactos y portátiles, y pueden estar hechos de materiales como cartón corrugado, que es muy atractivo para los gatos.

Árboles y torres rascadoras

Para aquellos que quieren ir un paso más allá, los árboles y torres rascadoras ofrecen una combinación de postes, plataformas, escondites y juguetes. Son perfectos para hogares con más de un gato o para gatos muy activos que necesitan mucho entretenimiento. Pueden ser bastante grandes y requieren más espacio, pero ofrecen múltiples beneficios en términos de ejercicio y estimulación.

Rascadores combinados

Algunos rascadores combinan elementos verticales y horizontales, ofreciendo lo mejor de ambos mundos. Estos rascadores son versátiles y pueden satisfacer las preferencias de rascado de diferentes gatos en el hogar.

¿Cómo elegir el mejor rascador?

Elegir el rascador adecuado para tu gato puede parecer una tarea complicada, pero aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán a tomar la decisión correcta.

Observa las preferencias de tu gato

Cada gato es único y tiene sus propias preferencias. Algunos gatos prefieren rascar superficies verticales, mientras que otros prefieren las horizontales. Observa dónde suele rascar tu gato en casa y elige un rascador que se adapte a sus hábitos.

Tamaño y estabilidad

El tamaño del rascador debe ser acorde al tamaño de tu gato y al espacio disponible en tu hogar. Asegúrate de que sea lo suficientemente estable para evitar que se vuelque cuando tu gato salte o trepe. Las bases anchas y los materiales pesados suelen ser indicativos de buena estabilidad.

Materiales

Los mejores materiales para un rascador son aquellos que son duraderos y atractivos para los gatos. El sisal es una excelente opción para las superficies de rascado debido a su resistencia y atractivo. El cartón corrugado también es muy popular entre los gatos. La felpa y otros materiales suaves son ideales para las áreas de descanso y juego.

Diseño y funcionalidad

El diseño del rascador debe incluir múltiples áreas para rascar, trepar, descansar y jugar. Algunos rascadores vienen con juguetes colgantes o escondites, lo que puede ser una gran adición para mantener a tu gato entretenido. Elegir un diseño que se adapte a las necesidades y preferencias de tu gato asegurará que utilice el rascador en lugar de tus muebles.

Precio

El precio de los rascadores en España varía dependiendo del tamaño, materiales y complejidad del diseño. Puedes encontrar postes rascadores simples desde 10 euros, mientras que los árboles más grandes y elaborados pueden costar hasta 200 euros o más. Aquí algunos rangos de precios orientativos:

  • Postes rascadores simples: 10-30 euros
  • Rascadores horizontales: 10-50 euros
  • Árboles rascadores medianos: 50-100 euros
  • Torres rascadoras grandes: 100-200 euros o más

Marcas recomendadas

En el mercado español, algunas de las marcas más populares y confiables de rascadores incluyen Trixie, Vesper, Feandrea y Catit. Estas marcas ofrecen una amplia gama de productos de alta calidad que se adaptan a diferentes necesidades y presupuestos.

Mi experiencia personal con los rascadores

Primeros pasos

Recuerdo la primera vez que compré un rascador para mi gato, Max. Era un poste sencillo, con una base de madera y un poste de sisal. Al principio, Max parecía indiferente, pero comencé a enseñarle que era y a llevarle ahí cada vez que intentaba afilarse las uñas en el sofá, pronto comenzó a usarlo para afilar sus garras y marcar su territorio. Fue un alivio ver que prefería el poste a mi sofá.

Evolución

Con el tiempo, decidí invertir en un rascador más grande y complejo. Opté por un árbol con múltiples niveles, escondites y hamacas. La diferencia fue notable. Max no solo usaba el árbol para rascar, sino que también pasaba horas explorando, trepando y descansando en las diferentes plataformas.

Beneficios observados

Desde que Max tiene su rascador, he notado una disminución significativa en los comportamientos destructivos. Ya no rasca los muebles ni las alfombras, y parece mucho más activo y feliz. Además, su salud general ha mejorado gracias al ejercicio adicional que obtiene trepando y jugando en el rascador.

Recomendaciones

Basado en mi experiencia, recomiendo encarecidamente invertir en un buen rascador para tu gato. No solo protegerá tus muebles, sino que también proporcionará a tu mascota un espacio propio donde pueda satisfacer sus necesidades naturales de rascado, ejercicio y descanso.

Conclusión

En pocas palabras, los rascadores son una inversión que vale la pena para cualquier dueño de gato, ofrecen numerosos beneficios, desde el cuidado de las uñas hasta la estimulación mental y física, asimismo elegir el rascador adecuado puede asegurar que tu gato esté feliz y saludable.

Espero que esta guía te haya sido útil y te animes a probar un rascador para tu gato.

Referencias y enlaces de interés